lunes, febrero 18, 2008

Astronoma gatuna


Nunca te he traído a mi blog. Sería quizás porque te tenia conmigo, entre los cables de los motores y el plateado terminal de la Toucam. O sobre mi regazo viendo saltar al planeta Marte en la pantalla del Pc. como una bolita roja, a la que bien hubieras querido echar la zarpa. O quizás también porque estabas olisqueando y gateando mis oculares y barlows, y marcando cada uno de mis prismas, para que tu sedoso pelo fuera un ruidito mas que eliminar con el Noiseware de las fotografías de la Luna..
Pero hoy, al cabo de mas de dos meses de tu marcha, he tenido valor para traerte, he tenido la entereza de poner tu imagen donde habitualmente solo hay lunas y planetas, donde como tu bien sabes solo existe lo infinito. Porque ahora tu, querida Olimpia también eres infinita, eterna como el firmamento, etérea como la cola de cualquier cometa, por ejemplo el Mac Naught o el 17P Holmes que fotografiamos juntos.
Se que estarás en el cielo de los animalitos, y desde allí no tendrás problema para visitar el planeta Saturno, planeta de las Olis que dice Patricio, y pasearte por sus esplendorosos anillos.O dar un paseito por el Sinus Iridium y asomarte a lo cráteres buscando ratones luneros. Han sido once maravillosos años en tu compañía, hasta que tu pequeño corazoncito falló una triste mañana de Diciembre.
Te echaré de menos, sobre todo en estas largas noches invierno. Y aunque sé que no voy a sentir mas tu runruneo sobre mis rodillas, con tu cabecita apoyada en el teclado desde el que escribo, muchas veces he creído oír tus pataditas arañando la puerta queriendo entrar en el observatorio.
Por todo esto hoy, mi recuerdo es para ti Olimpia, mi querida e inolvidable Astrónoma gatuna.

5 Comments:

At 9:00 a. m., Blogger Fidel said...

Bonito homenaje para tu querida amiga, que pese a su gran timidez con los extraños, se atrevió asomarse por la puerta cuando he ido a visitarte a tu observatorio. Siempre me sentí un poco especial cuando aquel huidizo personajillo me concedía el privilegio de un poco de su silenciosa compañía.
Fidel.

 
At 9:51 a. m., Blogger Rafa said...

Precioso el recuerdo de Olimpia, seguro que esta ronroneando desde el cielo sabiendo lo mucho que la querías.

Un abrazo,
Rafa.

 
At 5:50 p. m., Blogger Alberto said...

El que no haya tenido y querido un animal doméstico, quizá no pueda comprender el cariño que se le llega a tener.
Aún recuerdo a mi siamés "Chiqui" con el compartimos 17 años.

Un saludo.

Alberto

 
At 1:54 p. m., Blogger laura said...

Que hermosas palabras le dedicas. Que triste es cuando un animal al que queremos nos deja. Mientras la recuerdes seguirá viviendo.

 
At 8:23 a. m., Blogger KALA said...

Son seres de luz excepcionales. Aceptan este viaje para acompañarnos , enseñarnos y descubrirnos el AMOR INCONDICIONAL a través de la NO PALABRA nos hablan en el silencio con miradas encontradas,caricias dadas cuando no son pedidas,son sombra para tus sombras y soles tiernos y cálidos que nos arrullan el alma.

Nos hacen estos regalos y muchos humanos aun sin comprender...

Estos días el cielo está de fiesta!!!

Un besote
Kala

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home