martes, marzo 28, 2006

Mi Observatorio

Telescopio Celestrón 102-HD R, con guía Everwin de 60, sobre Montura CG-4 Celestrón.

Estos son mis poderes, que dijo el Cardenal Cisneros. Pues he aquí los mios, un telescopio refractor de 102 mm., con el que hago mis incursiones por el cielo semi-iluminado de Sevilla, y con el que intento desvelar los misterios que me roba la maldita polución lumínica, que como mal endémico padecemos los paises civilizados, o en vias, según se mire. A este aparato, añado otro de menor abertura, que me sirve de guia en mis retratos de los objetos del firmamento. Ellos, una pequeña colección de oculares, dos binoculares, dos cámaras y algún que otro accesorio, forman mi "ejercito" particular; mi cohorte de fieles servidores que me ayudan a ver a esos mudos testigos del tiempo, que están ahí desde el principio del mismo: Las estrellas.
Pero esto no sería posible desde donde habito, pleno centro de la capital, si no fuera por la Azotea. Mi observatorio particular.Mi cordón umbilical con el espacio exterior.La ventana que me permite idealizar viajes en el, ahora tan de moda, espacio-tiempo. Y es que a pesar de todo, desde ella las vista son maravillosas. Sin ir más lejos, en la fotografía que ilustra este escrito, podemos ver: A la derecha la Torre de los Perdigónes. Despues el puente del Alamillo; a la izquierda del telescopio, la Torre de Don Fadrique, y despues el puente de la Expo 92 de Santiago Calatrava. Todo esto bajo un cielo azul purisimo, y en cuya lejania se ve la Sierra Norte de Sevilla.
Desde este privilegiado observatorio, invito a todos los aficionados a esta bella ciencia, a desempolvar sus telescopios, sacarlos del trastero; y si tienen siquiera una terraza, o una ventana con vistas, o mejor otra azotea, auque sea más bajita, a intentar ser Astrónomos Ciudadanos ( Astronomus Civitatensis). Y les aseguro, que después de un duro día de trabajo, no hay mejor medicina para sanar el cuerpo y el espiritu, que dejar volar la vista, como un golpe de pájaros al amanecer, a través del ocular del telescopio.

3 Comments:

At 12:42 p. m., Blogger japg said...

Bonita azotea Pepe, me da una envidia terrible veros a todos con una, y yo que tengo el horizonte E-S completamente oscuro no tengo nada :-(

 
At 1:53 a. m., Anonymous Rafa said...

Pepe, no hay observatorio malo cuando hay ganas de observar. Yo también observo desde una azotea, aunque con un cielo algo mejor.

 
At 9:11 a. m., Anonymous Isa said...

A mi, como a japg, me da una envidia eso de tener una azotea...
Y la tuya especialmente con esas vistas...
Y eso que ya me siento afortunada por tener una ventana en la que sólo tengo delante mia (aunque demasiado cerca) otra casa de la misma altura por encima de la cual puedo mirar el cielo Este, al menos no tengo un bloque alto delante...

 

Publicar un comentario

Links to this post:

Crear un enlace

<< Home